¿Cómo educar a los niños en el uso de smartphones y tablets?

Sigue a

Niña con tablet

Hoy en día es raro encontrar a niños y niñas pre adolescentes que no se hayan relacionado de alguna forma con tablets y smartphones. No tienen aún edad para necesitar un dispositivo propio (pensando sobre todo en su utilización para comunicarse con los demás), pero aprenden a buscar aplicaciones, jugar, hacer fotos y videos, etc.

Es verdad que todos conocemos a peques que con ocho años ya disponen de un teléfono móvil para ellos solos, pero para mí se trata de un acto de consumismo innecesario ya que durante su tiempo libre están con adultos o cerca de ellos. En cualquier caso los años pasan y con los niños ya convertidos en adolescentes, muchas veces será conveniente que dispongan de un medio de comunicación al alcance. ¿Cómo educarles en la utilización de estos medios tecnológicos?

Si hace unos meses os acercábamos los criterios básicos para decidir cuándo se compra un teléfono móvil / smartphone a los niños, hoy (y de la mano de la Oficina para la Seguridad del Internauta – OSI -) querríamos explicaros qué es guiar a los niños en este tema, y cómo podemos hacerlo los padres.

Con guiar, no nos referimos a explicar cómo acceder a las distintas aplicaciones y contar los trucos que puede utilizar para ser más ágiles en la utilización de los dispositivos (seguramente que en estas labores el menor nos pueda dar lecciones a nosotros). Al igual que le indicáis los comportamientos que están bien o mal en el mundo real, debéis guiarle también en el comportamiento que debe tener en el mundo virtual. Y como bien sabéis, esta labor se realiza de forma continua

Algunos de los aspectos más importantes del ‘Decálogo de Seguridad para padres’ de la OSI son:

Compartir con los niños el tiempo dedicado a los dispositivos

Ya que se presentarán situaciones en las que necesitarán nuestro apoyo. Estos dispositivos no son una ‘niñera’ que nos viene genial mientras nos ocupamos de otros menesteres, nuestros hijos son lo primero, y un porcentaje alto de ‘cosas que creemos necesario acabar’ mientras estamos con ellos, son prescindibles.

Nos debemos preocupar por saber quiénes son sus ‘ciber amigos’, qué páginas les gusta visitar, no es suficiente (aunque si necesario) contar con un programa de control parental. Los niños (incluso cuándo son adolescentes) valoran el contacto y la comunicación con los padres, esto es insustituible, y si nos mostramos disponibles cuándo son pequeños, será más fácil que acudan a nosotros cuando tengan problemas con el paso de los años.

Privacidad antes que diversión

Debéis transmitir a vuestro hijo que, al igual que perdió su pelota o su muñeca cuando la olvidó en el autobús, le puede pasar lo mismo cuando se envía una foto o se publica información personal a través del correo electrónico, las redes sociales, el chat, los blogs, etc

Como veis no se trata sólo de configurar la privacidad en las redes socials o los mecanismos de seguridad del dispositivo. Tratándose de un mundo virtual, a muchos niños les resulta difícil de entender, pero lo cierto es que cuando los contenidos personales trascienden del círculo de amigos más íntimos, se pueden producir situaciones muy incómodas. Sin olvidar que muchas veces son los que creemos ‘amigos’ los que utilizan mal nuestra información o la aprovechan para su beneficio.

Cuando he trabajado con grupos de adolescentes en talleres sobre privacidad en Redes Sociales, me ha sorprendido descubrir el número tan alto de chicos y chicas que sufren suplantación en las Redes Sociales, o a los que les ‘roban’ la contraseña para acceder a su información. Cuando consigo llegar al final de la cuestión, descubro que en la mayoría de los casos se trata de descuidos (involuntarios si se quiere) los que han provocado esta situación. Por lo tanto debemos remarcar que sus claves de acceso no se facilitan a ninguna amistad bajo ‘ningún’ concepto.

Respeto también en las relaciones virtuales

Al igual que les enseñáis a respetar las propiedades de los demás y a comportarse en los lugares públicos, debéis trasladar estas mismas enseñanzas en la utilización de su smartphone o tablet

De hecho, se ha empezado a acuñar el término Netiqueta para recoger las directrices principales que se deberían seguir cuando utilizamos los diversos servicios que proporciona Internet.

Muchos de estos consejos se basan en trasladar las normas de educación básica a nuestras relaciones en Internet, como el no insultar, dirigirse con respeto a lo demás, respetar los derechos de los demás o no utilizar formas de expresión que puedan ser molestas (por ejemplo, escribir con mayúsculas es considerado como que te expresas a gritos).

Y no debemos olvidar que también debemos prevenir que sean nuestros hijos los que se vean implicados en episodios de cierbullying o sexting como actores principales (no víctimas), por diversión o por sentirse presionados. Este tipo de acciones pueden ser objeto de sanción, y además son comportamientos inadecuados.

Si se aplica el sentido común en la utilización de estos medios, nos aseguramos un uso saludable, y evitaremos muchos problemas. Es necesario por tanto nuestra presencia activa.

Imagen | Mike Licht, NotionsCapital.com
Fuente | Menores OSI
En Peques y Más | Crece el uso de smartphones en adolescentes, y se enfatiza la necesidad de conocer los riesgos en seguridad y privacidad, Según el estudio de The App Date un 37% de los niños y jóvenes de entre 10 y 15 años ya tienen smartphone

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario