Un padre argentino inventa un andador para niños con daños cerebrales que mejora la calidad de vida de éstos pequeños

Sigue a Peques y Más

El amor de los padres hacia sus hijos no conoce limites y así lo ha demostrado Jorge Cardile, un padre argentino que ha diseñado un andador para que su pequeño pueda caminar. Ivo nació hace siete años con un grave daño cerebral, los médicos le diagnosticaron una parálisis permanente, pero este padre lejos de darse por vencido quiso demostrar que estaban equivocados. Como Jorge es dueño de un taller de coches decidió crear una máquina que ayudara a su hijo. El resultado es que construyó un andador que ha conseguido hacer que su hijo camine.

Viendo los logros de la máquina (en el vídeo se pueden ver los resultados), este padre coraje argentino la ha puesto a disposición de otros niños con dichos problemas. Una lucha contra lo que le dijeron que era imposible y que finalmente le ha dado a este padre la mejor recompensa de su vida: ver caminar a su hijo Ivo.

En una entrevista para el periodico “El Cronista” realizada en Enero de 2010, Jorge Cardeli comentaba que se puso a pensar y con la ayuda de Dios consiguió una máquina que ahora resulta ser un éxito.

Y es que el pequeño Ivo nació con cuadriparexia (debilidad por parálisis incompleta de los cuatro miembros, según la definición) y no tenía esperanza de caminar, excepto si le hacían una cantidad de operaciones, que no garantizaban nada y eran muy peligrosas. Le hablaron de una risotomía que consiste en abrir la columna vertebral y cortar terminaciones nerviosas que los médicos llaman malas. Al hacer eso, se supone que cortarían también otros estímulos. Así que como Cardile se oponía a ello por el riesgo que podía correr su pequeño, invirtió tiempo y ahorros en el desarrollo de una máquina para los dos años de rehabilitación que necesitaba su hijo después de la intervención.

Se le ocurrió que ese aparato se podía reconvertir en una máquina que enseñara a caminar al niño. Finalmente, con cajones, maderas y una bicicleta armó el primer prototipo. Luego, fabricó una maquina mejor que ha tenido su reconocimiento, la kinesióloga reconoció que los avances de Ivo los hizo la máquina. El pequeño camina prácticamente solo en un 70%.

Cardile reconoce que tuvo mucha oposición, desde su ex mujer hasta la mayoría de los profesionales. Pero por ahora, Cardile ha patentado su invento en Argentina y en otros países. Está armando unas diez máquinas más y pretende hacer un modelo para adultos.

Este hombre nos demuestra que no debemos nunca desanimarnos, ni tirar la toalla, tan solo debemos creer en nosotros mismos, con dedicación, constancia y amor se puede llegar a cualquier parte.

Actualización: se puede encontrar más información del proyecto en la página de estimulador de marcha

Más información | La historia de IVO

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario