Síguenos

Huesos fuertes

Los huesos nos sostienen, dan forma a nuestro cuerpo y protegen los órganos vitales en caso de lesiones (el cráneo cobija al cerebro, y la caja torácica al corazón y los pulmones, por ejemplo). Son tan resistentes como para soportar el peso de músculos, órganos y sistema circulatorio, y sin embargo también son ligeros, pudiéndose tornar vulnerable por un inadecuado ‘mantenimiento’.

Los huesos no sólo se mueven con nosotros, sino que además están vivos y en personas jóvenes siguen desarrollándose hasta que estas tienen aproximadamente 25 años. Las claves para prevenir problemas de huesos en la edad adulta y la vejez son una buena alimentación y un nivel adecuado de ejercicio físico, que – además – les ayudan a ser más resistentes.

Una alimentación equilibrada que proporcione suficiente calcio a los huesos

Siempre oímos hablar de los lácteos como fuente más importante de este mineral, y sin embargo esta afirmación es muy parcial porque hay muchos otros alimentos animales o vegetales que contienen cantidades generosas de calcio, y descubrirlos enriquece nuestra alimentación, al tiempo que nos ofrece alternativas si nuestros hijos son alérgicos a las proteínas de la leche, intolerantes a la lactosa, o simplemente no les gustan la leche o los yogures.

¿Qué productos aportan calcio?, los pescados azules, los huevos, las legumbres, los frutos secos, y verduras como espinacas, acelgas, brócoli, y en general las que tienen un color verde oscuro; también los cereales, especialmente si son integrales.

Nunca debemos olvidar que el calcio no se absorbe bien si hay déficit de vitamina D (y esta es la razón de que la leche se enriquezca con esta vitamina), así que parece lógico que una alimentación variada y algo de ejercicio durante las horas de sol, ayuden a los huesos de los más pequeños.

Huesos en forma gracias al movimiento

La inactividad o el sedentarismo nunca han sido buenos para la salud, y teniendo en cuenta que los niños pasan como mínimo cuatro horas y media diarias sentados en el colegio (he descontado el recreo), y que semanalmente reciben sólo entre dos y tres horas de educación física, seguro que es buena idea enseñarles a disfrutar del ejercicio al aire libre.

Correr, caminar, saltar a la comba son actividades que cualquier niño inicia de forma espontánea. Aunque también valen los deportes programados como el patinaje, el futbol, la gimnasia deportiva, etc. La cuestión es evitar el sillón en la medida de lo posible, más que para cuando sea muy necesario descansar.

Cuando nos movemos, los huesos se vuelven más fuertes y los músculos se ponen en forma, también circula mejor la sangre, y a largo plazo se puede evitar el sobrepeso.

¿Más consejos?

  • No caigamos en la trampa de sobrecargar con actividades deportivas intensas el tiempo libre de los niños.
  • No se pueden consumir suplementos de calcio, o de vitamina D, ni abusar de los lácteos enriquecidos, sin antes consultar con el pediatra.
  • Si nos damos cuenta de que el niño presenta dolores persistentes en algún punto del hueso, o cojea, debemos consultar con el médico para descartar algún tipo de problema óseo importante.

La clave como siempre está en el equilibrio y la naturalidad, por ejemplo si mi hijo come legumbres tres días a la semana y frutos secos a diario, si además ingiere mucha verdura en dos de las comidas principales del día, ¿necesita beber tres vasos de leche?, probablemente no, y además puede que no le sentara muy bien.

Otro ejemplo: si un niño juega al aire libre durante dos o tres horas diarias, ¿hay que obligarle a practicar baloncesto con entrenamientos intensivos tres días a la semana?, pues tampoco, porque una cosa es que ellos lo pidan, y otra que confundamos actividad física con deporte reglado.

En cualquier caso, los huesos son para toda la vida, de cómo los cuidemos dependerá su respuesta cuando los niños crezcan.

Imagen | Aislinn Ritchie
En Peques y Más | ¿Cómo cuidar la alimentación de los niños deportistas?, La importancia de las vitaminas en el desarrollo de los niños

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario