Las tasas globales de lactancia materna están estancadas en el Este de Asia y algunos países africanos

Síguenos

Aldarico lactancia

’95 bebés podrían salvar su vida cada hora en todo el mundo si las madres dieran lactancia materna a sus hijos inmediatamente después del parto’, es la afirmación que hoy mismo ha lanzado Save the Children.

El informe ‘Superfood for Babies’, la ONG manifiesta que si la madre continúa dando leche materna durante los siguientes seis meses, un niño en un país en vías de desarrollo tiene hasta 15 veces menos posibilidades de morir a causa de enfermedades como la neumonía o la diarrea.

Además, todos sabemos que si los bebés reciben el calostro en su primera hora de vida, su sistema inmunológico se pone en marcha inmediatamente, lo que les da tres veces más posibilidades de sobrevivir.

Pero ¿qué es lo que hace que las tasas globales de lactancia materna estén estancadas (e incluso descendiendo) en el Este de Asia y algunos de los países más poblados de Africa, como Etiopía o Nigeria?

La lactancia materna es una práctica gratuita y natural para proteger a un recién nacido, pero no se presta la atención necesaria para ayudar a las madres a amamantar a sus hijos en los países más pobres.

A ello se suman técnicas de marketing poco apropiadas que desarrollan algunas compañías de sucedáneos de leche materna.

Según investigaciones de Save the Children Internacional en Asia, algunas madres citaban ejemplos de actividades de marketing que violan los códigos internacionales con respecto a sucedáneos de leche materna

Cuatro causas que inciden en el estancamiento de las tasas de lactancia materna

  • Una falta de empoderamiento y educación de las mujeres, lo que significa que algunas prácticas tradicionales dañinas, que impiden que las madres den leche materna a sus hijos, están bastante extendidas. En lugar del calostro, en algunos lugares, a los recién nacidos se les da café, manteca de karité o ceniza en su primera hora de vida.
  • El grave déficit de matronas y de trabajadores sanitarios en los países en desarrollo, lo que significa que la información sobre los beneficios de la lactancia materna es inadecuada y no hay apoyo suficiente para las madres una vez que dan a luz.
  • La falta de una legislación adecuada, que hace que dar lactancia materna y volver al trabajo se conviertan en un reto. La mayoría de las madres que viven en países en vías de desarrollo no tienen acceso a bajas de maternidad remuneradas.
  • Las prácticas de marketing por parte de algunas compañías productoras de sucedáneos de la leche materna que pueden hacer que las madres crean que estos productos son los mejores para alimentar a su bebé, aunque no puedan permitírselo económicamente.
Asia es un nuevo mercado lucrativo para la industria, valorado ya en más de 18 mil millones de euros y se prevé que crezca en total un 31% para 2015. En el este de Asia y el Pacífico, el número de madres que dan leche materna ha caído de un 45% en 2006 a un 29% en 2012

¿Qué soluciones se proponen?

  • Los países donantes deberían aumentar su inversión en nutrición.
  • Los países en vías de desarrollo pueden implementar planes para aumentar los índices de madres que dan leche materna a sus hijos.
  • Save the Children propone que las compañías de sucedáneos de leche materna adviertan de que la leche sucedánea es peor que la materna y que estas advertencias ocupen un tercio de la superficie total del producto.

Según Save the Children, evitar que los niños y niñas mueran por enfermedades prevenibles o por hambre es posible hoy en día, pero sólo si los líderes mundiales aumentan su compromiso e invierten más fondos para luchar contra la desnutrición y, en particular, para promover la lactancia materna.

Vía | Save the Children
Informe | Superfood for Babies
En Peques y Más | La lactancia materna es una de las formas más eficaces de asegurar la salud y la supervivencia de los niños, Noruega sigue siendo el mejor país para ser madre y Níger se sitúa en último lugar

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario