Síguenos

Disruptores endocrinos en productos domésticos

Naciones Unidas y la OMS alertan sobre todas aquellas sustancias químicas sintéticas, cuyos efectos sobre el sistema hormonal están por investigar, y podrían tener repercusiones en la salud.

Nos referimos a los llamados perturbadores endocrinos (PE) que son capaces de alterar el funcionamiento normal del sistema hormonal, y aumentar el riesgo de efectos adversos para la salud.

El informe conjunto que han elaborado las dos organizaciones internacionales, pide que se siga investigando para entender las relaciones entre los PE (presentes en muchos productos domésticos e industriales) y determinadas enfermedades y trastornos.

Algunos PE son naturales, pero también hay PE sintéticos que se pueden encontrar en los pesticidas, los componentes electrónicos, los productos de aseo personal o los cosméticos, así como en los alimentos, ya sea como aditivos o contaminantes.

Los PE y su presencia en la vida moderna

Por poner un ejemplo citaremos el conocido Bisfenol A (BPA) que encontramos en muchos productos de uso diario. Este polémico compuesto se encuentra en biberones (su utilización más conocida), botellas de agua, empastes para hacer obturaciones dentales, capa interna de las latas de bebidas, electrodomésticos electrónicos, billetes de avión, tiques de caja etc.

Según la OMS, los PE no sólo estarían afectando potencialmente la salud humana, sino que también pueden contaminar el medio ambiente sobre todo a través de los vertidos industriales y urbanos, los desagües agrícolas o la incineración y vertido de basuras.

La exposición humana puede producirse por ingestión de alimentos, agua o polvo, por inhalación de gases o partículas presentes en el aire o por contacto con la piel.

La responsabilidad de proteger a las generaciones futuras nos incumbe a todos

¿Por qué puede ser peligroso para la salud humana?

No es que me importe poco la salud natural o el impacto de los PE sobre otras especies animales o vegetales, porque considero que el equilibrio del entorno se pierde cuando se ven afectadas las aguas de un río, o cuando en Alaska se relaciona la disminución de poblaciones de nutrias con estos disruptores.

Pero para los más interesados en saber cómo nos pueden afectar, os diré que algunos problemas de salud relacionados con los PE son problemas de desarrollo del sistema nervioso, cáncer de tiroides, y déficit de atención e hiperactividad.

Reduciendo la exposición a los PE

Creo que, a estas alturas sería muy difícil evitar completamente el contacto con ellos, pero nos puede servir de ayuda saber que en general son más seguras botellas y contenedores herméticos de cristal, que se pueden encontrar chupetes y empastes dentales (pidiéndolo al odontólogo) sin BPA, y que es conveniente que los niños no chupen entradas o tiques, lo cual originaría la ingestión, que – aun en pequeñas cantidades – podría contribuir a acumular PE en el organismo.

Está claro que también deberíamos evitar el contacto directo – por inhalación -(especialmente en niños) con insecticidas químicos.

En mi opinión, lo mejor que podemos hacer es mantenernos informados (contrastando fuentes de informaciónn), por ejemplo, se sabe que existen listas positivas (como negativas) de polímeros y aditivos del PVC, es decir que aparentemente un papel film o botella plástica destinados a tapar o contener alimentos o líquidos destinados al consumo humano son seguros. Pero ¿tendríamos acceso a datos fiables si quisiéramos saber más?

La salud humana depende del buen funcionamiento del sistema endocrino, que regula la liberación de hormonas esenciales para funciones tales como el metabolismo, el crecimiento y desarrollo, el sueño o el estado de ánimo. En el ánimo del PNUMA de Naciones Unidas, y de la OMS, está hacer un llamamiento a la necesidad de investigaciones para obtener un cuadro más completo de las repercusiones sanitarias y ambientales de los perturbadores endocrinos.

Imagen | oddharmonic
Fuente | OMS
En Peques y Más | ¿Has comprobado si tu hogar está libre de tóxicos?, Toda la información sobre contaminantes domésticos y cómo evitarlos, Cómodas botellas para que los niños lleven el agua, ¡y libres de bisfenol A!

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios