Sigue a

Día de la madre

Vamos a celebrar el día de la madre con un pequeño relato que nos ha dejado mi hija en casa:

Cuando llego el Día de la Madre María se levanto y dijo, ¡oh! me he olvidado de que hoy es el Día de la Madre. Así que en en cuanto desayunó María se fue corriendo a la tienda, pero estaba cerrada. ¡Oh, no! dijo María. Probó en otras tiendas pero nada, todas estaban cerradas. Sin embargo, encontró una tienda de bombones abierta.

A María se le ocurrió algo, compró unos bombones para su madre luego los escondió e hizo una tarjeta de felicitación. Cuando llegó a casa, María le dijo a su padre, ¡Papá venga vamos a preparar la cena! Y cuando llegó su madre y vio que todo estaba preparado se quedó con la boca abierta. Cuando terminaron de cenar, dijeron, ¡es la hora de los regalos! Y después del regalo del padre llegó el regalo de María. Cuando su madre lo vio dijo, ¡Qué bonito! A su madre le encantó y le dio un gran abrazo a su hija. Fin.

Y es que algo así es lo que deben sentir los peques de la casa con el amor de su mamá, ¿verdad? Feliz día de la madre.

Imagen | es1123

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios