Save the Children presenta su guía “¿Quién te quiere a ti?” sobre cómo educar en positivo

Síguenos

Guía Sae the Children

Esta guía para padres y madres, elaborada con el apoyo de Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, es parte del trabajo de Save the Children para promover la educación en positivo y el buen trato.

Más del 52% de los adultos piensan que a veces es necesario pegar a un niño para educarlo, según la última encuesta del CIS al respecto. Aunque el castigo físico o psicológico está socialmente aceptado, supone una vulneración de los derechos de los niños y está demostrado que no son métodos efectivos en la educación de los hijos. Los azotes, insultos o amenazas causan en los niños dolor, tristeza, miedo o soledad y legitiman el uso de la violencia entre generaciones.

Existen pautas y herramientas para educar, corregir o establecer disciplina sin utilizar el castigo físico o psicológico, basadas en el respeto a los derechos del niño, el afecto y el establecimiento de normas y límites. Estas son las claves:

  • Conocer y entender a los niños: cómo sienten, piensan y reaccionan según su etapa de desarrollo.
  • Ofrecer seguridad y estabilidad: los niños tienen que confiar en sus padres y madres, sentirse protegidos y guiados.
  • Dialogar: optar por la resolución de los problemas de manera positiva, sin recurrir a castigos físicos y humillantes.
Educar en positivo y desde el buen trato significa educarles sin recurrir a gritos, insultos, amenazas, humillaciones, azotes o cachetes. Estos castigos causan en los niños y las niñas dolor, tristeza, miedo, soledad, culpabilidad y baja autoestima, y está demostrado que no son eficaces en la educación de los hijos

En este documento se diferencian claramente tres apartados:

1. Conoce a tu hijo o hija y comprenderás mejor su comportamiento: cómo es dependiendo de su edad

2. El vínculo afectivo y su importancia en la relación con tu hijo o hija: seguridad y confianza.

3. Cómo afrontar y resolver los Conflictos.

Esta Guía ofrece consejos, ejemplos y explicaciones, me gusta mucho el énfasis que pone en la necesidad de entender el comportamiento de los niños, y también la visión positiva que ofrece de algunas situaciones que (aunque previamente hayamos catalogado de complicadas, como es la misma etapa de la adolescencia), son experiencias vitales y enriquecedoras para todos.

A modo de recordatorio, me gustaría hablar brevemente de las

Consecuencias para los pequeños del castigo físico y humillante en los niños y las niñas

  • Provoca sentimientos de soledad, tristeza y abandono, y aumenta el riesgo de desarrollar depresión en el futuro.
  • Daña su autoestima, genera un sentimiento de poca valía y promueve expectativas negativas respecto a sí mismo. Les hace sentir rabia y ganas de alejarse de casa.
  • No aprende a cooperar con las figuras de autoridad, aprende a someterse a las normas o a transgredirlas.
  • Puede sufrir daños físicos graves. Cuando alguien pega se le puede “ir la mano” y provocar más daño del que esperaba.
  • Incorpora a su forma de ver la vida, una visión negativa de las demás personas y de la sociedad como un lugar amenazante.
En su Agenda de Infancia 2012-2015, Save the Children pide que se establezca una prohibición expresa del castigo físico y humillante en el ámbito de la familia. Aunque en 2007 se reformó el Código Civil eliminando la expresión que permitía a los padres “corregir moderada y razonablemente a los hijos”, no existe aún una prohibición como tal en la legislación

“Esta prohibición es imprescindible para avanzar en un cambio en la percepción de la violencia contra la infancia. A nadie se le pasa por la cabeza que por enfadarte con tu compañero de trabajo le des una bofetada sin ninguna consecuencia. Entonces ¿por qué nos parece normal cuando lo hacemos con un niño? Sabemos que educar a un hijo de forma positiva exige paciencia, esfuerzo y dedicación y en la guía ofrecemos herramientas para hacerlo posible”, explica Yolanda Román, responsable de Incidencia Política de Save the Children.

La guía se hará llegar a colegios, asociaciones de padres e instituciones relacionadas con la infancia en España y contará además con un espacio web en ‘Quiero que te quiero’ con consejos prácticos y un blog en el que colaboran expertos como Carlos González, autor de varios libros sobre crianza, alimentación y salud infantil y padres y madres, y la periodista Ana Pastor.

Esta última cuenta en su entrada que “cada paso, cada decisión personal o profesional que tomas lo haces pensando en el juicio futuro de tu hijo. Que pueda sentirse orgulloso, te repites. Tu actitud ante la vida en los pequeños detalles en los que tus hijos estén presentes determinará esa imagen que se formen de ti. Por eso es tan importante la coherencia. Hacer y decir lo mismo. Aunque te equivoques. Y cuando lo hagas tener la valentía de dar la cara y pedir perdón”.

Todos vosotros la tenéis aquí, yo ya le he descargado y seguro que la necesitaré en más de una ocasión, porque la parentalidad positiva es tan necesaria como (en ocasiones) complicada, y siempre a causa de nuestras propias creencias, prejuicios, y experiencias anteriores. Lo que está claro es que todos (padres e hijos) nos sentimos mejor cuando evitamos gritos, amenazas e insultos.

Imagen | Save the Children
Fuente | Save the Children
Más información | ¡Quiero que te quiero!
En Peques y Más | Los castigos físicos no sirven para educar y son una vulneración de los derechos infantiles, Naciones Unidas recomienda a España la aprobación de una Ley Integral sobe la violencia contra los Niños.

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario