Los hijos parecidos pero distintos, únicos y especiales

Síguenos

diversidad.jpg

Si algo he aprendido desde que soy mamá es sin duda que aunque tuviera 20 hijos los 20 serían completamente distintos. A veces las mamás aunque no queramos exteriorizarlo ( puesto que las etiquetas y comparaciones son odiosas), no podemos evitar en nuestro fuero interno el comparara a nuestros hijos y es entonces cuando nos damos cuenta que son completamente distintos.

Viniendo de la misma mamá y papá, criados en el mismo hogar, acudiendo a la misma escuela… no importa. El ser humano es diverso por excelencia y esto incluye a los hermanos de sangre.

Y resulta algo maravilloso porque nos muestra que la maternidad aunque se viva en repetidas ocasiones siempre es como una caja de sorpresas. Y la más experimentada seguramente que en muchas ocasiones se sienta como una verdadera mamá primeriza aunque cuente con una tercera o cuarta maternidad, ante un ser nuevo, distinto y lleno de vida que ha llegado.

Es cierto que no solamente influye el carácter intrínseco del bebé o niño. Las mamás y papás evolucionamos en la vida y esto tiene que influir en la crianza de nuestros hijos por descontado.
El otro día leí que el Dr. Carlos González hablaba de nuestros primeros hijos muchas veces, como unas personitas que tenían que pagar el precio de ser los primeros y padecer los experimentos de los papás, por llamarlo de alguna manera. Y yo también lo creo. Sobretodo si somos jóvenes y austadizos, como era nuestro caso.

Yo en casa como sabéis tengo dos peques y mirad si son diferentes que para empezar son un niño y una niña. Pero esa es la única etiqueta que les voy a poner, la que llevan impuesta por la naturaleza que eligió que nacieran con sexos distintos. De las demás etiquetas prefiero no hablar, porque no quiero que se limiten a unos adjetivos impuestos y que les limiten de por vida.

Todos somos capaces de hacer muchas cosas. Si no nos limitan con etiquetas desde nuestra infancia. Aunque es cierto que las mamás por dentro nos asombremos de las diferencias cada día, porque siendo tan iguales, que nuestros hijos en realidad sean tan diferentes.

Foto| woodleywonderworks en Flickr
En Peques y Más| Las comparaciones son odiosas… y más entre niños

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario