¿Es responsabilidad nuestra la felicidad de nuestros hijos?

Sigue a

felicidad


Sin duda que todos queremos ver felices a nuestros hijos. Cuando los vemos contentos, nos sentimos bien; en cambio, si sabemos que sufren se nos viene el mundo encima. Daríamos cualquier cosa por evitarles los sufrimientos de la vida, pero ¿es nuestra responsabilidad la felicidad de nuestros hijos?

Muchos opinan que sí, incluso que es nuestros principal trabajo. Una idea así nos creará una enorme tensión, porque la verdad es que pocas veces podremos evitarles los disgustos.

En el libro “Cómo hablar para que sus hijos le escuchen y cómo escuchar para que sus hijos le hablen” nos dicen que no es nuestro deber que nuestros hijos sean felices. Efectivamente, la felicidad vendrá dada por muchos factores y nosotros sólo debemos procurar que tengan las armas adecuadas para que la busquen ellos a su forma.

Pero, ¿cómo ayudarles a encontrar la felicidad? Primero tenemos que saber dónde buscarla. Aristóteles decía que la felicidad está en la búsqueda del conocimiento. Yo creo que tenía razón (cómo enmendarle la plana a Aristóteles, ¿no?), pero creo que falta en esta afirmación una parte: para ser felices, debemos encontrar una ocupación que nos satisfaga, pero también un grupo social que nos acoja. En las necesarias relaciones humanas tenemos gran parte de nuestra felicidad.

Lo que sí es nuestra obligación es proporcionarles ese grupo amoroso que lo acoge y aportar nuestra propia felicidad. No se trata de eliminar emociones negativas, todo lo contrario, se les pone nombre, se aceptan y así se estimulan emociones positivas que actúan como tampón contra las dificultades que se puedan estar experimentando.

No tenemos que evitarles el sufrimiento a toda costa, pero tampoco ser duros con ellos con la excusa de prepararlos para un mundo cruel. Generar dentro de la familia un clima emocional favorable es la mejor receta para darles la fortaleza para enfrentarse a la desgracia. El resto… corre de su cuenta.

Foto | Pink Sherbet Photography.
En Peques y más | Cómo mostrar a nuestros hijos todo el amor que les tenemos.
En Peques y más | Nuestros niños se consideran felices.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios