En Italia se ha iniciado una campaña para decir NO al castigo físico contra los niños

Sigue a Peques y Más

Ve el video en el sitio original.

En Italia Save Children ha dado comienzo a una campaña llamada “A mani ferme — Per dire NO alle punizioni fisiche nei confronti dei bambini”, está orientada a decir NO al castigo físico contra los niños. Algunos de los datos que ofrecen la investigación llevada a cabo por esta organización, nos cuentan que un 22 % de los padres italianos golpean a los niños varias veces al mes, y un 5 % lo hacen a diario. Sin contar con un 49 % que utiliza estos métodos en casos excepcionales.

Por lo visto aún hay quien cree ver un valor educativo detrás de bofetones, azotes, palmadas o empujones. Aunque afortunadamente un porcentaje elevado de padres y madres creen firmemente que los pilares de la relación educativa con sus hijos deben ser la escucha activa y el diálogo. Y un 25 % se niega categóricamente a recurrir a la violencia física.

Entre las principales razones que llevan a la bofetada están el miedo, la desesperación, la utilización de la superioridad y la impulsividad. Creo que lo más preocupante de todo esto es la percepción del hecho por parte de los progenitores que pegan: ya que muchos no consideran que pegar a los pequeños sea necesariamente malo, e incluso que una bofetada de vez en cuando no hace daño a nadie o que pueda llegar a tener un efecto beneficioso en la educación de los niños. Si se agrede a los niños y además no se observa nada negativo en ello, no hay pocas posibilidades de rectificar.

“En realidad, como lo demuestra el lema de los anuncios de la campaña, Una bofetada no se acaba nunca, las consecuencias de un golpe, especialmente si se repite, no son neutrales”. Un niño puede llegar a manifestar nerviosismo o agresividad con el paso del tiempo, también es posible que se muestre deprimido. Por todo esto Save the Chidren apuesta por la parentalidad positiva desde la autoridad de los padres como guías pero basándose en una crianza no violenta.

La encuesta se realizó entre febrero y marzo de 2012 a través de entrevistas con padres de niños de entre tres y 16 años, y el proyecto está financiado por la Comisión Europea y la participación de las delegaciones de Suecia, Lituania y Rumanía. La campaña cuenta además con la colaboración de la Sociedad Italiana de Pediatría, y la Asociación Nacional de pedagogos italianos.

Otros castigos que los padres italianos creen efectivos son las restricciones (o privarles de aquello que les gusta), reñir u obligarles a realizar algo que no les guste.

Los papás y las mamás italianos recibirán folletos informativos y podrán acceder a una Guía de Parentalidad Positiva que incluye los siguientes principios de crianza: identificar nuestras metas, ser afectuosos y constituirse en referencia para los niños, entender lo que piensan y sienten y adoptar un enfoque orientado a la resolución de problemas (en lugar de desde un punto punitivo).

“Con esta nueva campaña de Save the Children no quiere culpar a los padres, sino más bien ayudarlos, lo que demuestra que se puede mantener la disciplina y la autoridad no violentas a través de modelos educativos”, dice Valerio Neri, Director General de Save the Children Italia. “La organización también tiene como objetivo promover un debate en el país para ayudar a desarrollar modelos para la crianza positiva, basada en el diálogo y las reglas que no implican la violencia como método de educación”

Es evidente la soledad que manifestamos los padres ante la crianza de los niños en la actualidad, necesitamos espacios para reflexionar, compartir y aprender, en beneficio de todos.

En la actualidad hay muchos países europeos han puesto en marcha campañas de sensibilización de la crianza positiva, reflejando la importancia de no recurrir al castigo físico. Save the Children Italia espera que un debate constructivo sobre el tema. Recordemos que en 32 países de todo el mundo, existen prohibiciones legales explícitas al respecto.

Yo no creo en la eficacia de ningún tipo de castigo porque son situaciones desiguales para los más pequeños, y – además – porque excluyen la posibilidad de que los niños asuman las consecuencias de sus acciones. Pero en el caso del castigo físico, me parece además una falta de respeto grave hacia la integridad de quien lo recibe.

Fuente | Save the Children Italia
En Peques y Más | Los castigos físicos no sirven para educar y son una vulneración de los derechos infantiles, El castigo físico infantil está prohibido en solo tres países de Latinoamérica

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios