El minigolf para que los más pequeños se acerquen a este deporte

Sigue a

mini golf

Los niños pequeños pueden aprovechar el verano para empezar a jugar al minigolf. Hay muchas opciones de juego en muchas ciudades y si no también es posible obtener juguetes para que los chiquillos prueben este deporte. Y es que les permite divertirse mucho además de que potencia el desarrollo psicomotor y la coordinación de movimientos.

Jugando con los padres, que me parece que es mejor que sean conocedores del deporte, además se les incrementa la motivación, porque los peques pretenden emular a los mayores, ganan confianza y según avanza la práctica alcanzan mayor precisión en los movimientos.

Por ejemplo, en las tiendas de juguetes se pueden adquirir juegos para practicar en casa. Estos conjuntos permiten construir un circuito que se puede instalar al aire libre para que practiquen todos, la familia y los amigos.

Los niños son eso niños así que la diversión debería ser anterior a la técnica. En todo caso conforme practican, juegan e imitan a los mayores empiezan a demandar más técnica que según practican, repiten y compiten se puede convertir en gran enseñanza para el futuro conformando una personalidad sólida. Y es que mientras son pequeños hay que buscar que jueguen, que se diviertan, que se socialicen, que compitan sanamente y que se alejen del aburrimiento.

En los deportes con los niños me parece muy difícil alcanzar el equilibrio entre que se fomente el desafío y que el juego y la diversión fluya de forma natural. En casa la familia tenemos que observar y analizar y me parece innecesario presionar por la obtención de resultados o adquirir conductas que no sean propias de su edad.

A los niños les encanta imitar a los padres así que los que sepan jugar al golf que se apunten cuanto antes a practicar con sus peques. Se lo pasarán estupendamente.

Imagen | Helen Taylor

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario