El espíritu olímpico en el cine con la película Carros de Fuego (Chariots of fire) para celebrar los XXX Juegos Olímpicos 2012

Síguenos

Acaban de empezar los XXX Juegos Olímpicos 2012 que se celebran en Londres. Volvemos de nuevo a ver la televisión llena de eventos deportivos con un montón de atletas de todos los países persiguiendo un sueño olímpico en forma de medalla y la gloria eterna. Entre los deportes más mediáticos y más impactantes para ver por la televisión están, y ya da igual el sexo porque todos compiten igual, la gimnasia, el atletismo y la natación.

Mis primeros recuerdos de las Olimpiadas en la televisión son de 1980, unos juegos que se celebraron en Moscú, los XXII, y en los que destacó un gimnasta chino que nos dejaba pegados a toda la familia delante de la televisión, probablemente la de casa de la abuela donde pasábamos las vacaciones de verano y en una televisión en blanco y negro. La única que había. Li-Ning era el nombre del gimnasta y con 19 años ganó cuatro oros mundiales individuales. Creo que desde hace algún tiempo fabrica ropa deportiva para los atletas.

En el cine hay algunas películas que ilustran el espíritu olímpico con el sacrificio, el heroísmo y la superación como valores a alcanzar y realizar. Una de las más famosas es Carros de Fuego (Chariots of fire) de 1981, forma parte de aquellos años 80 donde España empezaba a cambiar de forma notable.

La película, me la acabo de revisar porque apenas me acordaba de ella, cuenta la historia del equipo olímpico de atletismo de Inglaterra en su participación en los VIII Juegos Olímpicos de 1924 que se celebraron en Francia. Carros de Fuego tiene una estructura de película de guerra con preparación de tropas, arengas (las imágenes de los norteamericanos entrenando son espectaculares), análisis del rival y finalmente la batalla final. Las carreras por las pistas de ceniza son emocionantes y se transmite muy bien el espíritu que movía a estos atletas a la competición. La ambientación es exquisita y el vestuario, especialmente el de las mujeres llenas de glamour y atractivo, es muy elegante. Además la aparición del Príncipe de Gales, de otros personajes nobles y especialmente cómo se trata la elección entre competir por Dios o por el Rey hace que la película no tenga una dimensión solo deportiva.

Nuestros hijos podrán ver las imágenes de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 en pantallas plana, algunos en 3D, pueden ver qué está pasando en tiempo real por las redes sociales e Internet. Podrán acceder a la información de los atletas, a su biografía, sus éxitos. Incluso sabrán las primas que cobran por ganar una medalla. Incluso vieron como Rowan Atkinson parodiaba la escena inicial y final de Carros de Fuego que ilustra el artículo. Aunque creo que lo que les quedará en su memoria es la imagen de un atleta compitiendo y alcanzando sus sueños. Con el tiempo descubrirán más cosas que ahora no creo ni que entiendan ni que tengan por qué conocer.

Les deseo los mayores éxitos a los atletas españoles y que compitan y disfruten. Espero que todos alcancen sus sueños. Y si no lo consiguen, pues dentro de cuatro años tendrán una nueva oportunidad.

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario