¿Cómo evitar el sedentarismo en la infancia? ¿más horas de deporte en la escuela o más oportunidades para moverse?

Sigue a Peques y Más

Haciendo deporte

Esta misma semana la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (Ana Mato) anunció que está trabajando con el ministerio de Educación, Cultura y Deporte para encontrar una fórmula que permita implantar una hora diaria de ejercicio físico y deporte durante la jornada escolar.

En mi opinión, y dada la sobrecarga de tareas escolares a la que muchas veces están expuestos los niños, la pretensión es exagerada, puesto que tendrían menos tiempo para acabar deberes en clase y volverían a casa aún más saturados.

Ahora bien, entiendo perfectamente la motivación de tal propuesta: puesto que las autoridades deben preocuparse por fomentar los hábitos saludables, y evitar el sedentarismo en la infancia.

Justo comentábamos por aquí hace unos días que entre las prácticas para mejorar el estilo de vida se encuentra el ejercicio físico habitual. Y también sabemos que el sedentarismo puede ser determinante (junto con la alimentación, claro está) en la aparición de obesidad infantil.

Pero resulta que ni es sólo el Gobierno el que debe preocuparse por la salud de nuestros hijos, ni el entorno urbano en el que muchas familias viven facilitan que los niños tengan una práctica saludable de ejercicio al salir de clases.

Clases extraescolares, calles saturadas por el tráfico, parques pequeños, demasiadas obligaciones… con este panorama sería difícil que cualquier niño encontrara espacios y tiempos adecuados para realizar lo que de verdad desean.

¿Y qué es lo que de acuerdo a su desarrollo les pediría el cuerpo?, pues me atrevo a decir que (salvo excepciones) los peques pedirían un poco de libertad y lugares adecuados para correr, jugar con la pelota, trepar, reunirse con sus compañeros, reír, conversar… en fin, nada nuevo bajo el sol.

Sin embargo (y por si fuera poco) cuando por fin pueden disfrutar de un momento de ocio, tienen a su disposición la televisión o el portátil, o el smartphone de papa, y ¿por qué no? cualquiera de esas consolas con las que tanto se divierten jugando. Pero ya sabemos que de no poner límites, además de que pierden la oportunidad de moverse, pueden desarrollar otros problemas debido a un uso abusivo.

Mis hijos lo tienen claro, incluso el mayor que aparentemente ‘se pierde’ por una partida electrónica: si les doy a elegir, escogen la calle, y sus amigos, las aventuras, la exploración de sus límites corporales (¿podré subir a ese árbol?)

Quiero decir con esto que los padres tenemos más responsabilidad que nadie en el tema, y que se aumenten las horas de educación física o no en el cole, debemos cuidar que nuestros hijos tengan una alimentación saludable, eviten el sedentarismo y (en consecuencia) puedan hacer ejercicio físico (reglado o no). Y no sólo en días laborables, sino (como bien comentó nuestra compañera Eva, de Bebés y Más) también los fines de semana y festivos.

Imagen | bburky
Vía | Bebés y Más
En Bebés y Más | Una hora al día de actividad física en los colegios, ¿sería suficiente?
En Peques y Más | Importancia del deporte y el recreo en la salud del niño, En Canarias se fomentan la alimentación saludable y el ejercicio para combatir los elevados índices de obesidad infantil, La práctica de algún deporte aumenta el rendimiento cognitivo de los niños

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario