Síguenos

Rebajas

Ya están aquí las rebajas así que conviene empezar a pensar en las necesidades de los más pequeños, especialmente en el vestuario. Es el mejor momento para revisar el armario de los niños y analizar qué prendas hay que renovar para lo que queda de temporada. Y es que si las navidades hemos estado pendientes de que los Reyes Magos hicieran su papel, seguro que al volver al colegio nos hemos encontrado con prendas que se han quedado pequeñas mientras los peques no paran de crecer.

En el caso del vestuario y con el fin de ahorrar, siempre recomendamos que se compre una talla más para que sirva para otra temporada aunque revisando que ahora se lo puedan poner cómodamente y que les pueda aguantar sin destrozarlo. En el caso de los zapatos recordamos de un año para otro el pie infantil suele crecer dos tallas. Y también, cuidado con el uso indiscriminado de la tarjeta de crédito. Muchas tarjetas cierran el día 25 de diciembre, muchas compras realizadas en el último mes del año dejan la tarjeta muy limitada y además hay que subir la cuesta de enero. Cuidado con los plazos de pago o las compras a crédito más largas de tres meses porque los intereses se pueden comer el ahorro obtenido en la compra.

Lo más divertido es preparar una lista de la compra y estimar un presupuesto. Además la lista se puede ordenar por los productos más prioritarios, por presupuesto o por urgencia y también servirá, con una pequeña actualización, para otras temporadas.

Y aunque patear todos los comercios de los alrededores y más allá es una obligación en época de rebajas es necesario echar un vistazo a los múltiples sitios de comercio en Internet que también incluyen ofertas muy numerosas y atractivas. Aquí hay que revisar los gastos de envío, la opción de recoger y cambiar en tienda y las fechas de entrega. Y en estas fechas y con la altísima implantación de los smartphones parece, como informa Ahorro Diario que se va a poder recurrir a ofertas y promociones como códigos y cupones descuento para sacar el máximo partido al dinero invertido en la compra.

Recordamos que en el 2013 existe una mayor flexibilidad comercial desde la entrada en vigor en julio de 2012 de la Ley de Dinamización del Comercio. Se han eliminado los periodos específicos de rebajas y aunque algunos grandes almacenes mantienen el calendario, probablemente para no confundir al consumidor, muchos otros se han adelantado para intentar incrementar las ventas.

Desde el punto de vista de la legalidad, os recordamos, como informan nuestros compañeros de Ahorro Diario, que los artículos adquiridos en época de rebajas deben poseer la misma calidad, el mismo servicio post-venta, las mismas condiciones de pago y las mismas opciones para devolverlo tras la compra. También debe aparecer en el etiquetado tanto el precio de rebajas como el original.

El otro día fuimos mi mujer y yo de rebajas. Bueno, yo me fui a una cafetería a esperarle, cuando lo conté por Twitter que estaba librándome del proceso me contestaron: “has definido a la perfección a los porteadores… yo lo cambio por iPad con wifi en cafeteria Centro Comercial” Y es que esto de las rebajas es tremendamente agotador.

Imagen | Félix Bernet

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario