La alergia a la proteína de leche de vaca en verano es un rollo

Sigue a

Alergia helados

Mi hija es alérgica a las Proteínas de Leche de Vaca, también conocidas como PLV, se la diagnosticaron en cuanto se destetó de su madre y desde entonces sorteamos los veranos sin comer helados de aquellos que contienen la proteína, probablemente el 99% del total, y sinceramente, es un rollo porque con toda la oferta que hay es una pena no poder beneficiarnos de ella.

Además de los helados también nos vemos privados de otros productos muy agradecidos para el verano como son los batidos de fruta y leche que te solucionan cualquier excursión de más de un par de horas para beber y alimentarte un poco. Otros alimentos que nos perdemos son las horchatas que para el verano son muy agradables.

Sin embargo, no todo es triste, y hay algunas marcas y modelos que puede tomar y que le encantan. Por ejemplo, los helados de hielo de la marca Frigo y de un modelo muy antiguo, el Calippo, es su preferido y único. Además tiene que ser de fresa.

Mi hija toma leche de almendras para desayunar y sobre ese alimento, su madre se atrevió a hacerle un helado. Sin embargo, todo el esfuerzo que le dedicó no fue de su agrado y no hemos repetido la experiencia.

Os recomiendo que si tenéis hijos con PLV diagnosticada recientemente no os dejéis vencer por ello y penséis que existen múltiples opciones para hacer que vuestros hijos puedan disfrutar del verano con otro tipo de alimentos que existen en el mercado y múltiples opciones para hacer otras cosas.

Nosotros esperamos que el final de esta alergia se acerque pronto y podamos disfrutar con ella de la tarrina de helado ¡más grande del mundo!

Foto | Matthew Freeman

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario