Sigue a Peques y Más

Juegos Pequeños

Os prometí que dedicaría algunos artículos a dar orientaciones para celebrar los “cumples” de los niños en casa, espero que vosotros también me podáis aportar muchísimo. Seguro que entre nuestros lectores tenemos a verdaderos expertos en estas fiestas que tanto gustan a los niños.

Solo se cumple años una vez cada 365 días (o 366 si el año es bisiesto) ¿verdad?, así que como mínimo la fiesta debería ser muy especial. Da igual que se haga en un pequeño piso, en un parque, en la zona recreativa o en un adosado, y también da igual que los invitados sean 3 o 13, el objetivo es regalarle al peque su fiesta de aniversario para que la recuerde con mucho cariño.

Celebrar los cumples en casa supone una medida de ahorro porque con un poco de ingenio se puede dar de comer a muchos niños, y también es una intensa experiencia para los padres a los que la sonrisa de sus peques al acabar compensa el cansancio y los nervios.

Sería lógico que hubiera empezado por las invitaciones, los invitados o la decoración (la de horas que he dedicado a confeccionar tarjetas caseras), pero me lo paso mucho mejor pensando ‘a qué juegos podrán jugar los niños’, así que ahí va:

Voy a proporcionar algunas estrategias para entretener a los invitados sin tener que hacer muchos preparativos previamente, si os apetece tras leer este post nos podéis hacer otras aportaciones.

Propuestas para niños pequeños:

1.-Juegos para interior y exterior

, he pensado en actividades que se pueden hacer en todas las casas, y también en espacios más grandes.

* El telegrama, ¿recordáis cuándo jugabais de pequeños? Sólo necesitáis hacer sitio en el salón y pedirles a los niños que se sienten formando un círculo en el suelo. La dinámica es sencilla, el que inicia el juego le dice a su compañero de la derecha una frase simple que tenga más de seis palabras (“los árboles dan unas manzanas muy rojas”). La oración va pasando de oreja en oreja y como se pronuncia entre susurros el contenido finalmente se distorsiona, de forma que el resultado finalmente llega a ser bastante incomprensible y puede acabar en algo como “dales una taza mojada”. Para seis o más niños.

* La telaraña, nuevamente será suficiente con el salón, pero esta vez no retiréis todos los muebles, aunque es conveniente que hayáis guardado objetos delicados. Necesitáis un ovillo de lana que podéis anudar a la pata de una silla, después iréis tejiendo en torno a respaldos, patas y cojines para formar una tela de araña muy grande con espacios amplios entre los hilos. Los peques intentarán atravesarla sin que sus cuerpos toquen la lana, porque si fuera así la araña (uno de ellos) podría “comerse a su víctima” y esta ocuparía el lugar de arácnido. Para dos o más niños.

* ¿Puedes poner la cola al burro?, un clásico atemporal que divierte a los niños desde hace décadas. Necesitáis un rollo de papel continuo de cinco metros del que recortaréis uno y medio, en este pedazo dibujáis un burro sin cola (no me vengáis ahora con que no sabéis dibujar porque todos los papas mejoramos nuestras destrezas lápiz en mano cuando nacen nuestros hijos), también tenéis que confeccionar una “cola” con pedazos de lana de 30 o 40 cm anudados en un extremo. Dónde iría la cola en el dibujo tenéis que poner un trozo de cinta adhesiva.

El papel se coloca en la pared (si no queréis desconchados utilizad cinta aislante en trocitos pequeños porque tiene menos adhesivo que el celo), o puerta. Por turnos se debe vendar los ojos de los participantes y se les situará frente al burro con la cola en mano, intentarán colocar la cola en el lugar exacto y los compañeros les ayudarán con “arriba, más arriba, aún más” o “¡a tu derecha!”. Para cinco o más niños.

* Vamos a freír unos buñuelos, materiales: pedazos de papel ligero (folios o papel charol) en dos colores, lápiz, tijeras, tiza (o cinta adhesiva opaca). Tenéis que recortar aproximadamente (y según los participantes) unos 20 buñuelos en papel (20 de cada color) y dibujar con tiza o marcar con cinta dos círculos de 50 cm de diámetro (en el suelo), separados por un metro aproximadamente, pero a la misma altura de la estancia. También debéis marcar una línea de salida por cada equipo, a unos 50 cm. de los círculos y dejad delante de las líneas todos los buñuelos. Los participantes se dividen en equipos y por turnos un representante de cada grupo se sitúa de rodillas y agachado frente a los buñuelos, se trata de soplar para intentar llevarlos hacia los círculos (que son sartenes), no vale utilizar manos. Para ocho o más niños.

Los adultos se pueden limitar a facilitar materiales y dar las indicaciones precisas, aunque los peques también se pueden organizar solos, estaremos pendientes por si surgen conflictos irresolubles. Las normas las decide el grupo por consenso y se dan antes de empezar a jugar para evitar situaciones como “¿pero desde cuando se permite que el último que se salva en el escondite libere a sus compañeros?”

2.-Juegos sólo para exterior:

* Seguir al rey, se colocan todos los niños en fila tras el “rey” (figura que adoptará por turnos uno de ellos). Deben seguirle e imitar sus movimientos. Para cinco o más niños.

* Escondite inglés, de nuevo un clásico desempolvado de nuestra memoria infantil. Sobran explicaciones, o eso creo. Para seis o más niños.

* Quien tiene la cola, caza la liebre, Se necesitan pedazos de tela de forro de dos colores, serán las colas y los participantes se las cuelgan de los bolsillos traseros del pantalón. A la de “tres” empezarán a correr todos intentando “robar” las colas ajenas, e intentando que no les quiten las propias. Gana el equipo que más colas ha cogido, en definitiva los que más liebres han cazado. Para 10 o más niños.

* La cadena, los jugadores son eslabones y antes de empezar se debe delimitar el espacio por el que pueden correr. Se decide quien empieza el juego y todos se sitúan a su alrededor, tras contar hasta cinco todos deben empezar a correr en todas direcciones (sin salirse de los límites), a la vez que el niño que está en el centro intenta cogerlos o tocarlos. Si lo consigue, va añadiendo “eslabones” que quedan cogidos de sus manos y todos siguen buscando más sin soltarse, el último “superviviente” es el que tenga derecho a ser animador en la próxima partida. Para 10 o más niños.

  • Y por supuesto pueden jugar a las adivinanzas, sombras chinescas… también bailar, o disfrazarse. Ellos mismos os dirán si aceptan vuestras propuestas o prefieren organizarse solos, porque puede que sólo quiran estar toda la tarde compitiendo con el Scalextric y están súper felices así.

Sigo el lunes con juegos para niños grandecitos (a partir de nueve años). Disfrutad del fin de semana.

Imagen | danoxter
En Peques y Más | Juegos imaginativos para divertirnos en casa junto a los niños,Celebrar el cumpleaños de los niños en casa

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios