Sigue a

Jugando

Tras haberme demorado dos días (seguro que me sabréis disculpar), regreso hoy con la serie de artículos sobre la preparación de cumpleaños en casa. Nuestra idea es facilitar ideas a todos los papás que ocasional o habitualmente desean “tomar las riendas” en la celebración del aniversario de sus peques, sin recurrir a servicios externos.

El viernes pasado empezamos hablando sobre los juegos para niños pequeños, y hoy me gustaría ayudaros aportando algunas ideas para proporcionar diversión a niños más grandes (a partir de nueve años). Parece complicado ¿verdad?, sin embargo hasta los 12 años los peques aún aceptan las sugerencias de sus padres, y desde luego agradecen cualquier cosa que les saque de la rutina de “juegos de luchas”, fútbol, y discusiones.

Una selección de juegos para las fiestas de cumpleaños

Os puedo decir de antemano que para estas edades ellos se implican mucho si se utilizan las adivinanzas o acertijos para establecer “quién empieza”, e incluso como centro de la actividad.

Propuestas para niños más grandes – a partir de nueve añitos -:

¿No sabéis a qué juegan vuestros hijos cuando tienen más de nueve años?, ¿pensáis que no es posible invitarles a descubrir juegos que no conocen?, yo creo que no estáis en lo cierto, porque aunque no necesiten tanto nuestra presencia, se cansan de jugar siempre a lo mismo. Además algunas ideas también les aportan creatividad.

1.-Juegos para interior y exterior

, he pensado en actividades que se pueden hacer en todas las casas, y también en espacios más grandes.

* Competición literaria, se necesitan varios libros de distinto grosor y una tabla de doble entrada que podéis dibujar en un folio – se reflejan los nombres de los jugadores y las partidas numeradas -. Por turnos (se puede establecer el inicio contando una adivinanza y esperando que alguien la resuelva, será el jugador que inicie) los niños harán de bibliotecarios. La dinámica es sencilla: el bibliotecario muestra el libro sin abrir al resto de jugadores, quienes intentaran acertar en el número de páginas que tiene el volumen… gana el que más se aproxima.

* Al cine dibujando, tenéis que comprar uno o dos rollos de cinco metros de papel kraft (que a su vez cortaréis en porciones de un metro aproximadamente), y varios rotuladores gruesos de colores. El jugador que empieza divide el papel en cuatro cuadrados con el rotulador, y piensa en una película infantil que le haya gustado. Después empezará a dibujar en la primera cuadrícula arriba a la izquierda los elementos menos significativos del film, para ir incluyendo más detalles (dibujando hacia la derecha y después abajo) a fin de facilitar “el descubrimiento”, esto se hace mientras el papel está colgado de una puerta o en cualquier otro lugar visible. El que adivina la película será el próximo “director / dibujante”.

* Buena memoria, este es un juego no apto para el salón, pero que se puede practicar si tenéis un garaje o local amplio. Los jugadores se sitúan en círculo alrededor del “que dirige” (todos deben adoptar ese papel en algún momento del juego). El niño que está en centro tiene una pelota en las manos y formula preguntas de cierto nivel (sobre temas que sepan porque los dan en clase o lo hayan podido ver en las noticias), por ejemplo “¿quién fue el autor de ‘El Quijote’?”, o “¿de qué país es presidente Hugo Chávez”?, y qué tal “¿alguien sabe cómo se llama el inventor del teléfono?”

Al enviar la pregunta también envía la pelota y si el destinatario responde correctamente hará las funciones de guía colocándose en el centro, si no sabe la respuesta o se equivoca, pasa el turno al compañero de la derecha.

Cuando son más grandes pueden organizar por sí mismos alguna partida para jugar al UNO, el Monopoly o el Catán, también es posible que prefieran ver una peli o jugar una partida por equipos con la consola. Pero siempre es muy bueno que dispongan de alternativas

2.-Juegos sólo para exterior:

* El pañuelito Un clásico entre los clásicos: dos equipos, un pañuelo, mucha emoción y no pocos nervios… bueno se me olvidaba el pedazo de tiza. Un espacio bien delimitado y marcado en su centro con una linea, dos lineas de salida para los equipos – que estén amenos a unos 10 metros del centro. Uno de los niños se sitúa con el pañuelo en la linea del medio y el resto se reparten los números: si tienen igual número de integrantes no es difícil, y si uno de los equipos tiene un jugador de más, en el otro debe haber un participante que tenga el honor de representar dos cifras.

El niño que está en el centro grita un número al azar y “los números” de cada equipo corren para intentar coger el pañuelo, la línea no se puede cruzar a no ser que se deba perseguir al contrario. Se elimina un jugador si no ha sido capaz de cazar al que portaba la prenda (o el “cazado”, o ambos, según las normas establecidas al principio), y sus compañeros deciden quien tendrá ahora su “número”.

* Encontrar el tesoro, hay pocos juegos más adecuados para esas cabecitas que necesitan pensar y tener aventuras. Se requiere un espacio grande y muchas pistas que los adultos previamente piensan y esconden, cada una de ellas lleva a la siguiente, por ejemplo “para descubrir el siguiente misterio deberás buscar debajo de un árbol que da piñas, ¿lo encontraréis?”

El tesoro puede ser una caja grande decorada y que contenga mini regalos o monedas de chocolate, además si hay muchos niños se pueden establecer equipos y que cada uno busque su sorpresa.

* Y más: la carretilla, carrera de sacos, de relevo o a la “pata coja”, etc.

Otro día sigo con las invitaciones y la decoración.

Imagen | Visit Greenwich

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario