Disfraces para Navidad: disfraz de pastor y de pastora

Síguenos

Niños disfrazados de pastores.

En muchos de los colegios de los niños cuando llegan estas fechas, es el momento de participar entre todos para hacer un Belén viviente. Como en Halloween ya os conté cómo fabricar un disfraz de oveja, animal que no suele faltar en ningún nacimiento que se precie, hoy voy a por otra figura clásica: el pastor o la pastorcilla.

Disfraz de pastor

Los niños son los que menos quebraderos de cabeza nos van a dar en estos disfraces, ya que su ropa habitual nos vale para disfrazarles. Les pondremos unos pantalones a ser posible de pana, y una camisa blanca o de cuadros. En la cabeza, una boina de abuelillo, seguro que podéis conseguir una por casa o en un mercadillo por poco precio.

El toque de distinción lo daremos fabricando un chaleco con tela de borreguillo sin necesidad de coser. Bastará con comprar un trozo rectangular de tela y cortarle dos agujeros por donde van a pasar los brazos. ¿Veis qué sencillo? Ya si queréis rematar, podéis coger otros dos trozos más de borreguillo y ponérselos en las pantorrillas a modo de calentadores y atarlos con una cuerda o con una tira de cuero. Seguro que da el pego totalmente.

Disfraz de pastora

Para los disfraces de pastora, necesitaréis una falda de vuelo para vuestra hija. Casi todas las madres que conozco recurren en estos casos a los típicos trajes regionales de falda de fieltro con dos rayas negras abajo, pero en general os puede valer cualquier falda pesada. Sobre ella, podéis poner un delantal blanco y para la parte de arriba, una blusa blanca o un jersey gordo blanco o negro.

Sobre la cabeza, lo mejor es poner un pañuelo (no olvidéis que las pastoras pasan mucho tiempo al sol) y si ya le hacéis a vuestra pequeña un par de trenzas, seguro que estará encantada y muy guapa.

Imagen | Fran Villena
En Peques y más | Disfraces

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario