Disfraces de Halloween: disfraz de pollito

Sigue a

Un disfraz de pollito.

El disfraz de pollito es muy fácil y a la vez muy divertido de hacer y además los peques van a estar muy monos. Lo pueden llevar niños desde los tres años en adelante siempre y cuando no se coman las plumas. Para la realización de este disfraz necesitaréis un par de boas de plumas (de las que venden en los “todo a cien”) del color elegido, unos leotardos o pantalones amarillos, un jersey blanco para debajo (vale de cuello vuelto), un buzo, unos guantes de lavar los platos amarillos y algo de fieltro.

Para hacer el cuerpo, enrollad la boa de plumaspor todo el cuerpo del niño. Podéis poner una camiseta extra y rellenarla con bolitas de papel si queréis que quede más tripón, aunque eso, os lo digo por experiencia, aumentará el calor que tendrá el pequeño. Para los pies, usad los guantes de cocina amarillos si vuestro hijo va a estar en un lugar donde pueda andar descalzo o ponédselos por encima de los zapatos, prendidos en los cordones o algo similar para que no se resbale.

Para la cabeza, hacedle una cresta de fieltro y cosedla al buzo. Podéis pintarle la nariz de rojo o naranja si queréis. Las boas de plumas pueden ser blancas, amarillas, mixtas.. eso ya va en función del disfrazado, que elija.

Vía | Martha Stewart
En Peques y más | Halloween

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario