En el CosmoCaixa de Madrid se puede celebrar el cumpeaños de los niños

Sigue a Peques y Más

Cosmo Caixa Clik

En Peques y Más hemos hablado mucho del Cosmo Caixa de Madrid y del de Barcelona. Son espacios concebidos como Museos pero con una fuerte orientación a que los niños disfruten y se acerquen al maravilloso mundo de la Ciencia. Son centros con amplia oferta de programas para ser visitados en familia o con el colegio. Su trayectoria y vocación social hace que estén muy preparados para dar respuesta a las inquietudes científicas de los niños.

El otro día tuvimos oportunidad de ser invitados a la celebración de un cumpleaños en el Museo Cosmo Caixa de Madrid, que está en Alcobendas, y la experiencia fue muy divertida. Las facilidades que ofrece el Museo para celebrar el cumpleaños son grandes y para ser un espacio tan grande cumplen con creces. Me comentaron que llevaban un par de años ofreciendo la opción de celebrar los cumpleaños en el Museo.

Las actividades que preparan para los peques es visitar el Clik de los niños con una visita adicional al resto del Museo (en nuestro caso no pudimos hacerlo porque el Museo estaba lleno de espectadores y el número de niños, más de 20, lo desaconsejaba). Me imagino que en función de la edad se permitirá el acceso a otros espacios como el Planetario, Toca Toca o Explora los cinco sentidos, además de acceso a la programación habitual del Museo. En este caso todos los niños estaban entre los 5 y 6 años de edad.

El Clik de los niños es un lugar para hacer grandes descubrimientos jugando y experimentando con sus propias manos. Cuando los dos monitores, Maribel y Fran, terminaron de explicar qué se podía ver, tocar y experimentar todos los niños salieron a probarlo y a disfrutarlo.

En el Clik los niños manipularon los instrumentos científicos que están transformados en juegos interactivos. Me parece que les gustaron todas las actividades, la de las pompas de jabón les llamó mucho la atención, la palanca para mover el pesado elefante les enseñó que más vale maña que fuerza, la balanza les decía si equilibraban el peso, la parabólica para recoger y concentrar los sonidos les permitió hablar y escuchar a muchos metros de distancia, la grúa con sus poleas les enseño la construcción, el túnel de viento les enseñó la fuerza del aire y la piscina de barcos les enseñó como impactan las corrientes, el viento y la fuerza del agua en sus movimientos. Jugaron con espejos, instrumentos musicales, palancas, poleas, manivelas y se lo pasaron estupendamente bajo la atenta mirada de los monitores que en todo momento estaban pendientes de ellos.

El precio por merienda ronda los 7 euros por niño y el límite del Grupo está en torno a 26 personas. Nos dejaron entrar a dos padres sólo para estar con los niños. En este caso me colé yo y pude enterarme de cómo era para poder contarlo. Tengo que confesar que también experimenté todo lo que probaron los niños y el de la parabólica para escuchar a distancia me pareció fascinante para hablar con mi hija y escuchar sus palabras perfectamente.

La merienda para los niños está basada en sandwich, aperitivos de maíz y patatas y refrescos sin cafeína. Para los padres había una merienda potente de embutidos, quesos y tortillas. Se celebra en la cafetería del Museo, un amplio espacio que permitirá que tus hijos estén situados con holgura. Recomiendo realizar primero la visita al museo y después la merienda.

El horario es muy estricto y a las 20:00 cierran el Museo y desde las 19:45 ya no permiten el acceso por lo que tienes que estar preparado para tenerlo todo recogido a esa hora.

En Peques y Más | Visita a CosmoCaixa, Agenda de CaixaForum y Cosmocaixa para este trimestre, La juguetería del CosmoCaixa
Foto | jmiguel.rodriguez
Más información | La Caixa / Obra Social

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario